Seminario Ivie-Universitat de Valencia.

Muy interesante seminario sobre la situación de la reestructuracion del sector bancario español:

 información:
http://www.ivie.es/news/2010/ws_uv_10_1.php

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

2 respuestas a “Seminario Ivie-Universitat de Valencia.”

  1. a. roig dice:

    Como resumen del Seminario, me permito insertar las declaraciones de Aristobulo de Juan a Valencia Europa press.

    «Aristóbulo de Juan aboga por iniciar otra oleada de fusiones de cajas con intervenciones en entidades infracapitalizadas
    Recomienda «comprobar in-situ la salud de las entidades» porque las pruebas de esfuerzo «no siempre son inteligibles y realistas»

    VALENCIA (EUROPA PRESS). El primer secretario general del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) y ex director general del Banco de España, Aristóbulo de Juan, ha abogado por acometer una «segunda oleada de fusiones» entre cajas de ahorro, que sea «muy diferente» a la realizada en los últimos meses e incluya intervenciones del Banco de España en entidades «infracapitalizadas» o «en situaciones de insolvencia no detectadas».

    Así lo ha señalado en la conferencia ‘Enseñanzas (vigentes) de la patología bancaria y su aplicación en España’ que ha pronunciado este lunes en Valencia y en la que ha planteado, a modo de hipótesis, la «estrategia alternativa» que se debería seguir «si el diagnóstico oficial, basado en que el sector de cajas tiene problemas de dimensión y de eficiencia, pero no de solvencia, no es el acertado». «Aunque ojalá lo sea», ha recalcado.

    En su opinión, «debería diseñarse ya un nuevo paquete de medidas con una alternativa diferente» que pase de «basarse en mecanismos de liquidez» a centrarse en «mecanismos de capitalización y cambios en el sistema de gestión de las entidades», para lo que considera «requisito indispensable» que exista «voluntad política».

    Ha remarcado que deberían producirse «nuevas intervenciones en entidades infracapitalizadas, con cambios inmediatos de consejeros y directivos y una investigación profunda de la situación real» de la entidad, para después inyectar capital, «comprar los activos malos» según el valor que poseen «en los libros» y estudiar «un préstamo o aval, pero siempre como complemento».
    De Juan considera que, para lograrlo, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) «no es la solución» dado que obliga a las cajas a devolver las ayudas en cinco años a un precio «caro», en vez de obtener «inyecciones de capital fijo, que es lo que necesitan».

    Por este motivo, ha instado a recurrir al Fondo de Garantía de Depósitos «porque así quienes lo sufragarían serían las entidades privadas» y ha defendido que éstas podrían aumentar su aportación al FGD –1 por mil de la base de cálculo para las cajas y 0,6 para los bancos– mientras que el propio fondo también puede recibir préstamos del FROB a través de emisiones de crédito.

    De Juan, que desde 1978 trabaja en crisis bancarias, ha destacado que la causa de la crisis de las cajas es la «mala gestión», por haber registrado «un crecimiento demasiado rápido y una asunción de riesgos desmedidos» concentrados en el sector inmobiliario.

    Así, ha hecho hincapié en que «el supervisor debe intervenir en cuanto detecta un nivel suficiente de insolvencia en que apoyarse jurídicamente» para «investigar dentro de la entidad» porque «cuanto más tarde se aborda a fondo la insolvencia, más costoso resulta».
    «Una supervisión eficaz debe conllevar la comprobación directa e in-situ de la salud de las entidades», ha recalcado el ex director general del Banco de España, quien ha subrayado que las pruebas de esfuerzo «pueden ser instrumentos útiles, pero no siempre son inteligibles y realistas», por lo que «pueden equivocar al supervisor y hacerle bajar la guardia a la hora de valorar los activos e identificar la necesidad de provisiones específicas».

    «OCULTAR PROBLEMAS» CON «MAQUILLAJE»
    En este punto, ha resaltado que «cuando las entidades tienen problemas serios, sus gestores suelen ocultar los problemas mediante el maquillaje de sus cuentas» –con instrumentos como «refinanciaciones de operaciones inviables» o la «sobrevaloración de los bienes recibidos en pago de deuda y de las acciones canjeadas por créditos–, de modo que «los peores créditos, aquellos que pueden cargarse a una entidad, nunca están contabilizados como morosos».
    Así, ha denunciado que ese «infraprovisionamiento» debe tenerse en cuenta a la hora de evaluar la solvencia de esas entidades porque debería estar contemplada en el cálculo de los recursos propios –capital más reservas menos insuficiencia de provisiones– y, de no ser así, «el capital regulatorio y el capital contable pueden servir para poco como indicadores de solvencia» e «incluso ocultar contablemente situaciones de descapitalización real».

    INSOLVENCIA «CASI NUNCA» SE DECLARA
    «Las situaciones de insolvencia nunca son declaradas por el banquero, o casi nunca», ha recalcado De Juan, quien ha agregado que «con frecuencia, tampoco son identificadas por los auditores ni por el supervisor hasta que la entidad se queda ilíquida», con lo que si esa insolvencia es «profunda», las «escasas pérdidas» que declara el banquero se doblan cuando son detectadas por el auditor externo, vuelven a duplicarse con la llegada de los inspectores y se multiplican nuevamente por dos con la intervención del regulador.

    «Y al final, se pone la entidad en venta y las pérdidas fruto de una ‘due-diligence’ -radiografía completa de la sociedad- multiplicarán por dos las identificadas por los interventores».

    ACEPTAR PÉRDIDAS COMO «MAL MENOR»
    De Juan ha apuntado que, «en los procesos de saneamiento, resulta inevitable la adopción de medidas que repugnan» y ha precisado que «suele corresponder al Gobierno la asunción de pérdidas», que «constituye un pecado fiscal» pero «debe aceptarse con realismo» por tratarse de «un mal menor».

    Es más, ha defendido que «cualquier pérdida en que se incurra es buena, si resulta ser la última», y ha indicado que la «prueba de fuego» de una operación de saneamiento requiere «la pronta regeneración de la función del crédito y la capacidad de atraer inversiones fuertes que aseguren un futuro sostenible». «

  2. Martine dice:

    Wonderful publish! I to begin with noticed your blog page each week or so ago, and I desire to subscribe for your RSS feed.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *